CAMPAÑAS DE LN DE 1892-1899


CAMPAÑAS DE LN DE 1892-1899





Durante los ocho años de existencia de las grandes ligas, el monopolio de los pennants era la regla ya que solo los equipos de Boston, Baltimore y Brooklyn ganaron pennants. Dirigidos por Frank Selee, los poderosos Boston Beaneaters ganaron pennants consecutivos en 1892, 1893 y luego en 1897, 1898. Liderados por su lanzador Kid Nichols (quien ganó 297 juegos en esa década), Boston ganó la campaña de 1892, la cual se jugó bajo el formato de temporada dividida. Boston ganó fácilmente la primera mitad pero cayó en la segunda mitad ante los Cleveland Spiders del manager Pat Tebeau, cuyo as del picheo era el grandioso Cy Young. Jugando en postemporada, después que los dos equipos empataron un juego sin carreras, Boston barrió el resto de la serie para quedarse con el pennant de 1897.

En 1893, la poco rentable modalidad de temporada dividida fue descartada y se incrementó la distancia del montículo hasta 60.6 yardas. En una campaña marcada por un gran bateo, Boston ganó por 5 juegos sobre Pittsburgh. El equipo de Pittsburgh, dirigido por Frank Killen, ganó 34 juegos para encabezar los lanzadores y el jardinero Billy Hamilton bateó .380.

 Joe Kelley
Joe Kelley

El año siguiente Boston cayó ante los Orioles de Baltimore, quienes repuntaron desde un octavo lugar para terminar ganando el primero de tres pennants consecutivos. Aún afectados por un mal picheo, la ofensiva de los Orioles bateó .343, con cada jugador regular sobrepasando la marca de .300 al bate. En este equipo de estelares había varios futuros integrantes del salón de la fama como Dan Brouthers, Hughie Jennings, John McGraw, Joe Kelley,Willie Keeler, y Wilbert Robinson. Los Orioles ganaron el pennant de 1894 por 3 juegos sobre Cincinati, pero perdieron la primera postemporada jugando por laTemple Cup Series, la cual se celebró entre los finalistas del primer y segundo lugar. En esta inauguración de la Temple Cup Series, los Gigantes del Manager John Ward barrieron a los Orioles en cuatro juegos.

El año siguiente los Orioles del manager Ned Hanlonrepitieron como campeones de la L.N. aventajando a los Cleveland Spiders por tres juegos. Un promedio colectivo de bateo de .324 y un excelente récord de ganados y perdidos en 54-14 jugando en su casa, fueron la clave de los Orioles en 1895. Pero una vez más, los Orioles fracasaron en la Copa Temple, esta vez cayendo ante los Spiders por cuatro juegos a uno. En 1896 los Orioles ganaron el tercer pennant consecutivo por la L.N. por 95 juegos sobre los Spiders y barrieron a sus rivales en la Copa Temple.

Impulsados por los recién llegados Billy Hamilton, Chick Stahl y Jimmy Collins, Boston recuperó la supremacía en 1897, 1898. Nichols ganó 30 juegos al tiempo que los Beaneaters de 1897 aventajaban a los Orioles por dos juegos. Pero los Orioles ganaron la Copa Templeen la postemporada, cuatro juegos a uno, el último año de este espectáculo poco rentable y de mal gusto, el cual, al decir de un espectador no era más que una caricatura de la antigua Serie Mundial.

Dan Brouthers

Boston repitió en 1898, en una campaña de béisbol opacada por la guerra Hispano-Norteamericana, venciendo a los Orioles por 6 juegos. Pero para entonces la poco rentable “Liga Mayor” estaba en las últimas throes. En una carrera afectada por Ludicrous Sindicate Ventures, en 1899, los Brooklyn Superbas eran dirigidos por Hanlon quien conformó el equipo de Brooklyn con los mejores jugadores de los planteles de Brooklyn y Balrtimore.

En una estrategia similar esa temporada, el equipo de Robison, San Luis, fue reforzado con jugadores de Cleveland, pero la estrategia de Robison fracasó miserablemente al terminar San Luis en quinto, mientras que el récord de 20-134 del equipo de Cleveland fue el peor de todos los equipos de grandes ligas en un calendario de 154 juegos.

John McGraw

En el epílogo de la campaña de 1899, los propietarios recortaron la cantidad de equipos y regresaron al número original de ocho.Baltimore, Cleveland, Washington y Louisville fueron eliminados a un costo de $ 100,000.00, un precio cubierto por los ocho equipos que permanecieron. Nacido con deudas, el monopolio de Liga Mayor murió con deudas pero el naciente siglo XX, trajo prosperidad al béisbol de grandes ligas bajo el nuevo formato de dos ligas.