El Banco Central afirma que crece interés por ahorrar en pesos


El Banco Central afirma que crece interés por ahorrar en pesos





El Banco Central comunicó este jueves que la composición de los depósitos en dólares de los bancos comerciales –con respecto al total de activos- disminuyó de 31.0% en noviembre de2003 a un 23.5% en igual mes de este año, estadísticas que indican que las expectativas de devaluación del peso se mantienen bajas.

Asimismo, la institución monetaria anotó que “como consecuencia de la reducción de las tasas de interés y la disminución del tipo de cambio se ha producido una baja en los precios internos, lo que ha contribuido a crear un clima favorable para el ahorro en pesos dominicanos”.

La declaración del Banco Central se produce en momentos en que se ha suscitado un debate sobre el tipo de cambio y el nivel en que debería estabilizarse. El tema ha estado presente en foros organizados por empresarios, instituciones empresariales y profesionales de la economía.

También ha estado en la boca de funcionarios del área económica, como Vicente Bengoa, Secretario de Finanzas; Rubén Pichardo, Director de Presupuesto y Temístocles Montás, Secretario Técnico de la Presidencia.Desde el gobierno se ha dado una señal de cierta preocupación por la baja a niveles nunca esperados de la tasa de cambio.

El presidente Leonel Fernández tampoco ha estado ajeno al tema y en su discurso a la nación el pasado lunes, dejó entrever que aspira a una tasa de cambio que permita mantener la competitividad de los sectores generadores de divisas y, paralelamente, auspicie una cadena de precios razonables.

En otros escenarios, el mandatario había dicho que el precio del dólar es decidido por la fuerza del mercado y no por decreto del Poder Ejecutivo. Diferentes sectores han estado solicitando esfuerzos para que el tipo de cambio se estabilice en algún punto.

Hay fundamento para cierto temor, pues si la tasa de cambio baja de manera desproporcionada, no sólo los sectores generadores de divisas salen de competencia, sino que  los bancos pueden sufrir grandes pérdidas cambiarias al deteriorarse sus activos en moneda extranjera.

Además, las recaudaciones del gobierno, específicamente a través del comercio exterior, pueden ser afectadas. De hecho, ya se ha dicho que los ingresos por vía de Aduanas han bajado considerablemente. La ventaja de la apreciación del peso reside en que se le devuelve el poder de compra a la población a través de una baja de precios, mientras la deuda externa pública se abarata, dado que habría que buscar menos pesos para cubrir los compromisos externos y adquirir petróleo.

Este jueves, el precio promedio del dólar para la compra cerró en RD$27.57, mientras que el precio de venta se situó en RD$28.24 por uno. El dato es registrado por el propio Banco Central.

Inversores apuestan por el peso

La institución anunció que el peso se sigue fortaleciendo en una nota prensa en la que  comunicó los resultados de la última subasta de certificados de inversión realizada el pasado miércoles.

A su juicio, las expectativas positivas sobre el futuro de la economía se demostraron una vez más cuando los inversionistas adquirieron instrumentos de renta fija por RD$1,385.1, una cantidad apreciable si se parte de que en diciembre se registra un incremento de la demanda de dinero y la gente tiende a ahorrar menos.

Estacionalmente, en el mes de diciembre se registra un incremento de la demanda de dinero en poder del público por motivos transaccionales, asociados a los pagos de las regalías, bonos y gratificaciones navideñas que realizan los sectores público y privado, lo cual se traduce en un incremento del consumo a través de las compras y, consecuentemente, a la activación del comercio en general.

Debido a que del monto colocado el 79.1% se realizó a plazos superiores a 90 días, el Banco Central entiende que se trata de una muestra de confianza. La institución monetaria informó que la tasa promedio ponderada de 26.23%, inferior al nivel registrado en la semana anterior de 26.46%, lo cual se traducirá en una reducción de un 1% en las tasas de interés para las colocaciones directas realizadas al público a largo plazo.

Indicó que los resultados de la subasta son coherentes con la solución integral que ha venido aplicando el Banco Central para reducir el déficit cuasifiscal.

La estrategia consiste  -explica-  en la disminución de las tasas de interés y la extensión de los plazos de vencimiento de los certificados de inversión de la entidad monetaria, los cuales están en consonancia con la baja experimentada en los precios internos y el tipo de cambio.