Fitch destaca el empuje de la Asociación Nacional de Ahorros y Préstamos


Fitch destaca el empuje de la Asociación Nacional de Ahorros y Préstamos





La Asociación La Nacional de Ahorros y Préstamos fue considerada por Fitch Dominicana como una entidad financiera con buena calidad de activos, una cobertura de la cartera demorada superior al promedio de sus competidores y un adecuado conocimiento de su mercado de operación.

Por tal razón, la entidad otorgó a la institución mutualista la calificación nacional de corto plazo F-3 (dom) y la calificación nacional de largo plazo BBB (dom).

“Las calificaciones se encuentran limitadas por la reducción reciente de la relación de patrimonio a activos de la institución, un menor spread financiero que presiona la rentabilidad, el descalce de vencimientos propio de las empresas del sector y por la volatilidad del ambiente operativo en la República Dominicana”, considera Fitch.

Las calificaciones BBB(dom) indican que actualmente hay una baja expectativa de riesgo de crédito. La capacidad de pago oportuno para con los compromisos financieros es considerada adecuada, pero cambios adversos en la marcha del negocio o en las condiciones económicas podrían afectar dicha capacidad

La Asociación La Nacional de Ahorros y Préstamos (ALNAP), que  fundada en el año 1972, es una institución financiera de carácter mutualista dedicada a la intermediación financiera, principalmente dentro del segmento del financiamiento hipotecario. ALNAP es la tercera mayor asociación de ahorros y préstamos de la República Dominicana, con una participación de mercado dentro del sistema financiero consolidado de 2,7%.

Al igual que sus competidores más cercanos, ALNAP está constituida como una sociedad mutualista, donde todos y cada uno de los ahorristas participan como socios de la organización.

83% del crédito para viviendas

Fitch Dominicana informa que, históricamente, la entidad ha concentrado la mayoría de su cartera de préstamos hipotecarios al segmento de personas siendo que el financiamiento a empresas ha estado limitado a menos del 10% de la cartera.

Para el cierre de diciembre de 2003, la porción de créditos destinada al financiamiento de la compra, construcción y mejoramiento de viviendas unifamiliares se ubicó en casi 83%, mientras que los créditos al consumo (principalmente préstamos personales) se ubicaban en un 8% del total.

A pesar de la inestabilidad del ambiente macroeconómico, el cual ha resultado en un deterioro generalizado de la morosidad de la cartera de todas las instituciones financieras del sistema, ALNAP ha logrado mantener e incluso mejorar su morosidad.

Al cierre de diciembre de 2003 la relación de morosidad se ubicó en 4,0% (4,1% si se incluyen los préstamos vencidos a más de noventa días), mientras que el promedio del sector se ubicó en 9,5% para el caso de las asociaciones de ahorros y préstamos y en 8,8% en el caso de la banca comercial.

A su vez, para el cierre del primer semestre del año dicha relación se redujo hasta 3,2% gracias a una mayor recuperación de la cartera de créditos, mientras que el promedio de las asociaciones fue de 7,7% y el de la banca comercial 7,1%.

Por su parte, tal mejora ha sido acompañada por un aumento de las provisiones de cartera de créditos lo cual ha resultado en una mejora de la relación de cobertura de cartera morosa hasta 60%, el cual compara favorablemente al promedio del subsector y al promedio de la banca comercial (37% y 76% respectivamente.

Compite con la banca comercial

En un informe suscrito por Franklin Sanarelli y Carlos Fiorillo,  Fitch Dominicana señala que  ALNAP no sólo compite con las otras asociaciones dentro de su subsector, sino también con el subsector de la banca comercial o múltiple, ya que desde el año 1994 las mismas pueden ofrecer productos de financiamiento hipotecario a sus clientes.

El drástico crecimiento del volumen de negocios ha resultado en una disminución de la relación de patrimonio a activos hasta un nivel por debajo del promedio del sistema financiero dominicano. Al cierre de junio de 2004 dicha relación se recuperó levemente hasta 9,0%, producto del repunte en la rentabilidad, siendo que para el cierre de diciembre de 2003 se ubicaba en 7,6%. La férrea competencia dentro del sector y las proyecciones de crecimiento de la institución, podrían demandar mayores inyecciones de capital, mientras que la característica mutualista de la institución podría reducir la flexibilidad de futuras inyecciones de capital.