Amamantar para proteger


Amamantar para proteger





Amamantar para proteger

Durante la lactancia el bebe no solo incorpora grasas, alimentos y calorías también se protege de las posibles enfermedades comunes en la más tierna infancia. Las ONG recomiendan la lactancia de forma exclusiva hasta los seis meses y de lactancia materna continuada desde los primeros seis meses hasta los dos años alternando con alimentos adecuados para la edad del niño.

La leche humana contiene más de 370 componentes específicos que vitrales protectores para el bebe. La protección es para las enfermedades inmediatas e inclusive para aquellas que se puedan presentar en la adultez. Se previenen con la lactancia las enfermedades infecciosas y las no infecciosas como un escudo protector invisible que cubre al bebe.

Muchas veces la vida moderna y las actividades laborales de la madre dificultan la posibilidad de la lactancia, pero hay que hacer todo lo posible para que se pueda cumplir con la elemental función de alimentar y proteger por medio de la lactancia en los primeros años de vida.