Deportes mortales


Deportes mortales





Deportes mortales

Hay deportes de riesgo como el alpinismo –o escalado de montañas-, el King Boxing, el Boxeo, el surf sobre grandes olas, las carreras de motos o automotores, el paracaidismo y la última novedad que es el WingFly que es imitar el vuelo del pájaro cayendo en picada sorteando obstáculos.

El WingFly es una variante del paracaidismo que se practica con un traje especial que imita las alas de un pájaro que permite planear en la etapa previa de la apertura del paracaídas. Las velocidades que se desarrollan en la caída libre con este traje especial superan los 120 kilómetros horarios y hay que tener mucho dominio para no estrellarse entre los obstáculos.

En los últimos meses ya son cinco los deportistas que fallecieron practicando este deporte mortal y entre ellos el conocido deportista español Alvaro Bultó que murió al no funcionar de forma correcta las alas y el paracaídas. Este arriesgado deportista salto a la fama después de sobrevolar la Antártida con WingFly y aterrizar con paracaídas en el Polo Norte.