Porque tenemos pesadillas


Porque tenemos pesadillas





Los sueños muchas veces son pesadillas que llegar a despertar al durmiente de forma sobresaltada. Hay pesadillas angustiosas provocadas por situaciones extremas vividas durante los momentos que estamos despiertos, esos sueños convulsionados llegan al límite de hacer sudar al durmiente y al mismo tiempo hacerle sentir escalofríos.

Las pesadillas recurrentes después de un día agitado y lleno de incertidumbres es la de tener el sueño de caer de espaldas en un vacio negro que no tiene fin, se siente que el cuerpo flota en el aire cayendo para de golpe sentir nuestra espalda pegada a la cama como si fuera el fin de la caída. Estos sueños se suelen presentar cuando el durmiente está en posición de espada en la cama y no cuando se duerme de constado o boca abajo.

Los sueños y las pesadillas tiene un solo objetivo, el de liberar tensiones acumuladas durante el día para poder comenzar distendidos las tareas habituales.