El mar, fuente inagotable de alimentos


El mar, fuente inagotable de alimentos





El mar, fuente inagotable de alimentos

Los productos del mar tienen todas las cualidades energéticas que necesita el ser humano para subsistir. Las algas marinas, los crustáceos, los bivalvos y todas las variedades de peces son suficientes para una alimentación equilibrada a la que solo habría que agregarles las generadas por la tierra como las verduras, hortalizas y frutos.

El mar es una fuente inagotable de alimentos que debemos ciudad para no romper con su equilibrio natural. Las pesqueras –que muchas veces no cumplen con las reglamentaciones vigentes- son las principales causantes de depredación  de especies marinas muchas de las cuales pueden llegar a desaparecer.

Otros de los cuidados que se debe tener con este fundamental proveedor de alimentos es no contaminarlo con desechos o con radioactividad producto de la utilización que se hace del agua de mar para refrigerar las generadoras de energía atómica.

El mar es un espacio compartido en todo el mundo y nadie tiene derechos para arruinar o alterar su conformación natural.