El desafío de detener el tiempo


El desafío de detener el tiempo





Los investigadores del genoma humano y de las células han descubierto que estas están programadas para reproducirse hasta determinado tiempo para después ir muriendo de a poco actuando como si fueran crueles verdugos que determinan el fin de la vida.

El desafío de detener el tiempo

Uno de los desafíos de la ciencia moderna es la descubrir porque las células están programadas para dejar de reproducirse y morir en determinado momento y encontrar la forma de detener el tiempo prolongando las expectativas de vida haciendo que las células sigan con sus ritmos reproductivos como una forma de ilusoria eternidad.

Influir en los procesos naturales de las células -que tiene un sistema programado para dejar de reproducirse en determinado tiempo- es una forma de participación activa en la creación modificando los parámetros naturales y prolongando la vida como una forma de eterna juventud.

La busca de la fuente de la eterna juventud siempre fue parte de innumerables argumentos de ficción que quizás la ciencia los convierta en realidad con el trascurso de los años.