Pérdida de la audición


Pérdida de la audición





Hay modas que muchas veces suelen ocasionar trastornos si no se saben utilizar esos nuevos  elementos de forma racional. Son conocidos los trastornos que los usos intensivos de las computadoras ocasionan a los usuarios. Las malas posturas de estar muchas horas sentados frente a las pantallas de los monitores pueden acarrear problemas óseos en la columna vertebral, en el coxis y la intensa luminosidad emitida por las pantallas puede afectar la visión.

Pérdida de la audición

Otro serio problema es el uso incorrecto de los auriculares o audífonos. El volumen elevado en estos elementos va rompiendo las suaves membranas internas de los oídos provocando en no mucho tiempo una sordera progresiva que puede convertirse en total en caso de no corregir esa tendencia.

Las membranas internas de los oídos no se reconstruyen y las que van muriendo por la alta frecuencia de los auriculares obligan a las que quedan a realizar el doble del trabajo agotándolas más rápidamente llegando al punto de tener altos niveles de pérdida de audición.